Rosa caramelo
Historia 3
Ilustraciones 4
Calidad de la edición 4

Rosa caramelo es un cuento que edita Kalandraka y cuyo texto e ilustraciones son de 1976, la autora es Adela Turin y está ilustrado por Nella Bosnia con titulo original: Rosaconfetto. Estamos ante la sexta edición. El cuento empieza así: “Había una vez, en el país de los elefantes, una manada en la que las ..

Summary 3.7 notable
Historia 5
Ilustraciones 5
Calidad de la edición 5
Summary rating from 1 user's marks. You can set own marks for this article - just click on stars above and press "Accept".
Accept
Summary 5.0 genial

Rosa caramelo

Rosa caramelo es un cuento que edita Kalandraka y cuyo texto e ilustraciones son de 1976, la autora es Adela Turin y está ilustrado por Nella Bosnia con titulo original: Rosaconfetto. Estamos ante la sexta edición.

El cuento empieza así: “Había una vez, en el país de los elefantes, una manada en la que las hembras tenían ojos grandes y brillantes y la piel de color rosa caramelo”. Podéis imaginaros que el tema a tratar va a ser la diferenciación por razón de sexo, y si no os lo imaginabais, ya os lo he desvelado.

En este cuento las elefantas para tener tal color y belleza tienen que comer peonías y anémonas, y tenían un cercado donde las elefantas jugaban juntas, ellas solas, y todos les decían que eso es lo que debían hacer, para ser tan bellas como sus mamás.

Había una elefantita que pese a hacer todo lo indicado seguía gris y sus papás no estaban contentos con la situación, sus papás presionaban a Margarita y le decían que porque no conseguía ese color tan bonito de las hembras, que seguro que lo hacía a proposito, no respetando su propio yo, su forma de ser, su apariencia. Al final, ya cansados la dejaron “por imposible” y fue entonces cuando Margarita fue realmente feliz, contenta de que sus padres ya no le dijeran nada se libró de todas las ataduras y clichés y saltó el cercado que la separaba de los elefantes macho, y se fue a correr y a revolcarse en el lodo, a comer frutas deliciosas, y simplemente a ser ella misma. A ser una elefanta cualquiera, sin presiones sociales.

A partir de este momento cómo se desarrolla la historia es algo que no desvelaré pero con la introducción que os he hecho os podéis hacer una idea del tema que trata el libro, y de la importancia del mismo. Hoy en día se esta luchando mucho contra el sexismo en los juguetes, por ejemplo, el sexismo en los puestos de trabajo, aunque supuestamente ya hemos avanzado mucho en este aspecto, pero no deja de haber discriminaciones, y de cualquier forma de sexismo, en tareas del hogar, en el día a día, etc.

Este cuento nos plantea un tema muy controvertido y del que se habla todas las navidades, el rosa para chicas y el azul para chicos, en este caso el rosa para elefantas y gris para elefantes, las elefantas sólo pueden comer esto y los elefantes sin embargo pueden hacer mil cosas más, las elefantas sólo pueden estar en el cercado y los elefantes vagar por la sabana. Si os fijáis es una clara discriminación y diferenciación por razón de sexo, donde las elefantas sumisas hacen los que les dicen los padres, y siguen los cánones de belleza que establecen, pero ¿es esto correcto?

Este cuento nos puede ayudar para hablar con nuestros hijos de un tema que, muchas veces, puede afligirles, como son los gustos que sienten por los juguetes que “según dicen” son del sexo contrario, o por estudios que “según dicen son más de hombres o más de mujeres”. Se puede abrir incluso un debate al respecto si se trata en un aula de niños, un debate adaptado a la edad en la que lo estemos trabajando, pero que me parece que no debiera faltar en ninguna casa ni en ningún aula este debate, un debate que nos lleve a entender, y que les lleve a ellos también a comprender, que no hay ningún juguete de chico, ni ningún juguete de chica, que no se debe discriminar ni burlarse de un amigo o de otro niño que no conocemos por verlo jugar con lo que los adultos dicen que son juguetes de niño o de niña, porque los adultos en este caso están algo más que equivocados, de hecho, me parece que este cuento debiera regalarse en más de una casa pero para los adultos, en lugar de para los niños.

Margarita se rebela y comienza una sucesión de hechos que seguro que traen felicidad a mas de uno en el país de los elefantes, así que, como madre, creo que más de uno y dos padres deberíamos rebelarnos ante los comentarios “carcas” de algunas personas y enseñar a nuestros hijos a desafiar estos cánones establecidos desde el más gran absurdo. A mi me parece un libro para abrir debate, y un debate muy interesante me atrevería a decir.

En cuanto a la edición es de tapa dura de gran calidad, y las ilustraciones son preciosas y con todo lujo de detalles, en tonos pastel, que armonizan con la historia que nos va contando.

¿Quieres comprar Rosa Caramelo? 
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar Rosa Caramelo en Amazon pulsando aquí

Related posts

Mi amigo

Mi amigo

Este álbum de Astrid Desbordes editado por Kókinos es muy interesante para los niños, para aceptar la diversidad y aprender que no es malo, sino bonito y enriquecedor, ser diferente. Ilustrado por Pauline Martin es un álbum precioso que seguro que los niños disfrutan. SINOPSIS Archibaldo...

El pirata valiente

El pirata valiente

La propuesta de Kalandraka con este álbum ilustrado es un acierto total. Esta obra fue originalmente publicada hace treinta años y es por eso que se reedita para celebrarlo. Su autor, el uruguayo Ricardo Alcántara, presenta con maestría el momento de juegos de un niño. Las ilustraciones del...

¡Buu!

¡Buu!

La editorial Andana edita el álbum ¡Buu!, de Ben Newman, cuyo título original es Boo. Probablemente conoceréis a Newman por su trabajo de ilustración de la serie de libros del Profesor Astrocat. Con ¡Buu!, nos presenta su primera obra como autor e ilustrador. SINOPSIS Un ratón cree ser el...

Leave a comment