No es una caja

No es una caja

No es una caja es un original álbum ilustrado de la estadounidense Antoinette Portis, que desde un planteamiento de lo más sencillo (una caja representada por un rectángulo y un personaje junto a ella), hace un elogio de la imaginación como motor del juego infantil y, porque no decirlo, una crítica implícita al ocio tecnológico. No se trata de una novedad, ya que fue publicado originalmente en el año 2006 y llegó a nuestro país traducido al castellano en el año 2008 de la mano de Kalandraka, siendo su edición más reciente del pasado mes de agosto.

Antoinette Portis es graduada en Arte por la Universidad de California (UCLA) y trabajó como directora creativa de la compañía Disney Consumer Products. Debutó en el terreno del álbum infantil con No es una caja, obteniendo diferentes reconocimientos: Libro de Honor 2007 del Premio Theodor Seuss Geisel, escogido en el Programa Nacional de Lectura de México (2008), seleccionado entre los mejores libros para niños y jóvenes por el Banco del Libro de Venezuela (2009) y, más recientemente, incluido en el programa italiano Nati per legare (2012) y en las recomendaciones del Ministerio de Educación de Argentina (2015).

SINOPSIS

La historia se estructura alrededor de una conversación. Nuestro protagonista, un pequeño conejo, responde las preguntas que le formula una voz que nunca vemos reflejada en las ilustraciones. Todas sus cuestiones giran en torno a una caja de cartón que acompaña al animal. Lo que parece que la voz no entiende es que en realidad no se trata de una caja. Es mucho más, como iremos descubriendo según vayamos pasando páginas.

SOBRE LA HISTORIA

Tal y como decíamos anteriormente, No es una caja gira en torno a la idea de la imaginación como motor del juego. Un elemento poderoso, que permite que la caja se convierta en un robot, un veloz coche de carreras, un edificio en llamas, una montaña o un cohete especial. El libro pone de manifiesto que la diversión no parte necesariamente del juego o entretenimiento más elaborado posible, sino de la propia voluntad de divertirse de quien juega. En cierta forma, el protagonista recuerda al niño o niña que los que hoy tenemos al menos treinta-y-tantos fuimos, en épocas en las que las opciones de ocio tecnológico directamente no existían o eran mucho menos populares de lo que son hoy en día.

La lectura de No es una caja con nuestros hijos e hijas se presta al sencillo ejercicio de llevar nuestra imaginación más allá de las opciones que nos ofrece el libro. ¿En qué más podemos convertir una caja de cartón? ¿Quizás en una cabaña? ¿Un remolque para juguetes? ¿En la armadura de un caballero medieval o de una valquiria? ¿Una alfombra mágica? Son tantas las posibilidades que podríamos escribir tres reseñas complementarias a esta sin mucho esfuerzo empleando únicamente nuestra imaginación.

ILUSTRACIONES

La sencillez, en consonancia con el texto, es la nota característica de las ilustraciones de Portis para No es una caja. El trabajo se sustenta en el juego de contrastes entre el color negro, que identifica los elementos reales, y el color rojo, que representa los elementos imaginarios. Ese contraste se acentúa con el color del papel empleado, siendo una nota característica del formato del libro, del que hablaremos más adelante. Continuando a nivel de ilustración, destaca también la expresividad del trazo y el empleo de la perspectiva sin apenas elementos de situación como podrían ser un escenario o un paisaje de fondo. En la lectura del libro, especialmente con los más pequeños, el elemento espacial cobra gran relevancia, permitiendo abordar conceptos como cerca/lejos, arriba/abajo, dentro/fuera…

FORMATO

En cuanto a la edición, estamos ante un volumen encuadernado en cartoné, con unas dimensiones de 22 x 22 cm. y un total de 40 páginas. Simula, en su color, elementos y acabados, una caja de cartón, desde el tacto de la portada al grosor y calidad del papel empleado. Tal y como decíamos anteriormente, también el color escogido para el mismo se configura como un elemento narrativo: color marrón para las preguntas que formula la voz omnisciente, blanco para la situación de partida, rojo para la respuesta del protagonista y un tono ocre para la ilustración en la que cobra protagonismo su imaginación. La viveza del rojo actúa como filtro, como salto entre la realidad y la imaginación: en primer lugar lo ocupa todo, para posteriormente combinarse con el elemento real dejando únicamente muestra de su presencia en el trazo.

No es un caja puede encontrarse editado en castellano, gallego, catalán, euskera e italiano y es recomendable para niños y niñas a partir de los 3 años aproximadamente. En todo caso, será un libro para disfrutar en compañía, preferentemente de un adulto, que a buen seguro se verá reflejado en el protagonista y transportado al tiempo en que también fue niño o niña. Se trata, de un álbum original y diferente, que explota con gran acierto un concepto sencillo pero de gran potencia narrativa.

¿Quieres comprar No es una caja? 
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar No es un caja en Amazon pulsando aquí.

Related posts

Daniela Pirata

Daniela Pirata

Daniela Pirata es una historia de Susanna Isern ilustrada por Gómez que edita NubeOcho. Una historia para empoderar a las mujeres y plantear desde bien pequeños el tema de la igualdad y los estereotipos de género. SINOPSIS Daniela es una niña muy valiente, tremendamente atrevida y lo más...

Ratones de viaje

Ratones de viaje

Ratones de viaje escrito por Oli e ilustrado por Natalia Colombo, es un maravilloso álbum de Kalandraka editora con una temática ideal para el verano. SINOPSIS Tras Ratones en casa, llega la segunda entrega con un ritmo similar y no defrauda. Nuestros protagonistas preparan unas maravillosas...

Mi amigo

Mi amigo

Este álbum de Astrid Desbordes editado por Kókinos es muy interesante para los niños, para aceptar la diversidad y aprender que no es malo, sino bonito y enriquecedor, ser diferente. Ilustrado por Pauline Martin es un álbum precioso que seguro que los niños disfrutan. SINOPSIS Archibaldo...

Leave a comment