Max y los superhéroes

Max y los superhéroes

Max y los superhéroes es un álbum escrito por Rocío Bonilla, ilustrado por ella misma en colaboración con Oriol Malet. Fue publicado en octubre de 2016 por Algar Editorial, y se puede encontrar también en catalán con el título de Max i els superherois (Edicions Bromera).

Max es un niño como cualquier otro de su edad. Un niño con auténtica pasión por los superhéroes. Devora sus historias, escucha embelesado lo que le cuenta su abuelo sobre los cómics clásicos, colecciona objetos promocionales y de merchandising…

Y es que superhéroes hay de todo tipo: con fuerza colosal, que vuelan, que corren a velocidad supersónica, que llevan trajes con mil gadgets que les permiten hacer cosas increíbles, con visión de rayos x… Pero Max tiene claro quien es su favorito. Bueno, favorita, por mucho que a su amigo Martí le extrañe que le guste una superheroína: Megapower.

Megapower es capaz de hacer todo lo que otros superhéroes y muchas cosas más. Pero para Max, lo mejor es que a veces le acompaña en sus aventuras. Porque él conoce a Megapower, que en el fondo no es otra persona que (y hacemos mal al decirlo, porque la identidad secreta de un superhéroe o superheroína no debería ser revelada) su madre.

Max y los superhéroes es una historia que abunda en la relación materno-filial desde la admiración que sienten los pequeños por sus madres, a las que ven capaces de hacer frente a cualquier problema, por complicado que parezca. Al mismo tiempo, pone en valor el papel de las madres que trabajan, cuidan de los hijos, se encargan del hogar y de las labores cotidianas… Obligaciones que acumuladas, con el ritmo de vida que llevamos actualmente, las convierten en las verdaderas superheroínas del mundo en que vivimos, por encima de los grandes prodigios de los héroes de ficción. Con una visión más amplia, incluso puede ser un título adecuado para tratar la cuestión de la igualdad de género, ya que Megapower es tan fuerte, valiente y capaz de hacer cosas increíbles como el resto de superhéroes.

A nivel de ilustración, en Max y los superhéroes podemos encontrar dos trabajos claramente diferenciados (en la parte superior podéis ver algunas páginas del álbum para comprobarlo. Si no se ven, probad a recargar la página) Por una parte, el inconfundible estilo de la catalana Rocío Bonilla, que hemos podido disfrutar en títulos como el archiconocido ¿De qué color es un beso?La montaña de libros más alta del mundoMi amigo extraterrestre, entre otros títulos. Un diseño, tanto de personajes como de escenarios que es colorido, luminoso y que está repleto de detalles. Por otra parte, la estética propia del cómic, de la representación clásica de los superhéroes, reflejada en las imágenes que evoca el abuelo de Max y en el diseño de Megapower. Más allá de la representación de la figura, la relación con el cómic es inevitable al ver el empleo de tipografías, bocadillos narrativos, viñeteado, acabados de color… La combinación de ambos elementos nos ofrece como resultado un álbum muy completo, que disfrutar una y otra vez a nivel de ilustración.

Para completar esa relación con el mundo del cómic, encontraremos algunos guiños a los superhéroes clásicos, como puede ser el diseño de la portada en la que apareció por primera vez Superman (Action Comics, nº 1, publicado originalmente en el año 1938, considerado por mucho como el primer cómic de superhéroes de la historia). Podéis comprobar en la imagen adjunta el diseño de la portada original y su reflejo en las páginas de Max y los superhéroes.

A nivel de edición, estamos ante un libro encadenado en cartoné, con unas dimensiones de 24 x 30 cm. y un total de 48 páginas. El tipo de papel, con acabado mate, el tamaño del libro y el resto de características físicas del volumen lo hacen muy agradable entre las manos. Quizás extraña ligeramente, por poner algún pero, el hecho de que las guardas delanteras ofrecen ningún tipo de información, mientras que las traseras incluyen el cierre de la historia.

Max y los superhéroes es una propuesta original, con una historia bien trabajada y un fantástico aspecto gráfico. Un álbum recomendado a niños y niñas enamorados de los superhéroes, que nosotros encuadramos en el tramo de 6 a 9 años pero que puede ser disfrutado bastante antes sin profundizar en las relaciones que establece con el formato del cómic o en los guiños que incluye a este. También es perfecto como regalo para todas esas supermujeres que tenemos alrededor.

¿Quieres comprar Max y los superhéroes? 
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar Max y los superhéroes en Amazon pulsando aquí. También puedes adquirirlo en catalán, pulsando aquí.

Related posts

Superniños

Superniños

La escritora dominicana Anya Damirón nos ofrece Superniños, un álbum ilustrado que reflexiona sobre un tema tan importante como es la integración social, y que es el eje central de un proyecto, Yo soy súper, que pretende ofrecer una visión diferente de la discapacidad y evitar el bullying por...

Regreso al futuro

Regreso al futuro

Literatura Infantil y Juvenil SM nos presenta un título que sin duda alguna evocará la nostalgia de padres y madres que hoy en día rondan los cuarenta años. Se trata de una adaptación a álbum ilustrado de la película Regreso al futuro, estrenada en el año 1985 y protagonizada por Michael J. Fox...

Mamá al galope

Mamá al galope

Jimena Tello nos cuenta una historia que divertirá a nuestros hijos y en la que muchos adultos nos veremos reflejados. Mamá al galope está publicado por Editorial Flamboyant, que ha apostado con acierto por un gran trabajo de esta escritora e ilustradora franco argentina. Este álbum ha sido...

1 Comment

  1. Ainhoa 4 July, 2018
    Responder

    Una decepción. Retrata el estereotipo de súpermamá, reforzando los roles de género que se supone nos tocan por ser mujeres y madres. Machismo encubierto. Para haceros la idea: Max admira a Megapower, una superheroína que resulta ser su mamá: lucha contra animales salvajes (organiza peluches), tiene rayos X (sabe dónde está todo y lo controla todo), resuelve algoritmos y fórmulas súper difíciles (ayuda con los deberes) y maneja mil robots a la vez (lavadora, aspiradora, olla express, plancha…). ¿Dónde está el reparto de las tareas del hogar y de cuidado? Yo no quiero que mis hijas me vean así. Yo no quiero ser una supermamá. Y si no que también haya un superpapá, que en el libro sólo aparece comiendo en la mesa. Quiero un reparto equitativo e igualitario, no admiración. Un chasco… Los dibujos muy bonitos

Leave a comment