La ventana de Kenny

La ventana de Kenny

Cuando Maurice Sendak publicó La ventana de Kenny en 1956, probablemente no se imaginaba que con el paso de los años se convertiría en uno de los autores más reconocidos del mundo de la literatura infantil y juvenil, pese a haber cosechado cierto éxito siendo ilustrador de títulos como Un hoyo es para escarbar. 61 años más tarde, Kalandraka ha recuperado para las nuevas generaciones de lectores este libro, que fue el primero en el que Sendak fue autor tanto del texto como de las ilustraciones.

Se trata de un título que explora el mundo onírico del protagonista, con un cierto sentido filosófico sobre el sentido de la vida, los deseos de la infancia o la soledad, entre otros temas. A través de sus páginas, compartiremos con el protagonista su inseguridad en torno a lo que le rodea, esa frágil línea que separa el sueño de la realidad y la forma en que elementos de uno y otro lado se entremezclan en la historia.

Kenny busca la respuesta a siete misteriosas preguntas que le formula un extraño gallo de cuatro patas en un sueño.

1. ¿Puedes hacer un dibujo en la pizarra cuando alguien no quiere que lo hagas?
2. ¿Qué es una cabra única?
3. ¿Puedes ver un caballo en el tejado?
4. ¿Puede repararse una promesa rota?
5. ¿Qué es librarse de una buena?
6. ¿Qué mira hacia dentro y qué mira hacia afuera?
7. ¿Siempre quiere uno lo que cree que quiere?

La búsqueda le llevará a cruzar las fronteras que conoce: las de su pequeño mundo, simbolizadas en una ventana que le permite ver el exterior de la habitación; las de sus propios sueños y las de su propia realidad. Finalmente, descubrirá que los anhelos se cumplen cuando de verdad lo queremos, ya que “con un deseo recorres la mitad del trayecto hasta donde quieres llegar”.

A nivel de ilustración, notamos que estamos ante un libro en el que Sendak todavía experimenta y se permite abandonar parte de su característico estilo de ilustración. El trazo no es tan firme, aunque es más liviano; las figuras no están desarrolladas con el mismo nivel de detalle. Eso sí, encontramos algunos de los elementos que lo hacen fácilmente reconocible, como el trabajo en el sombreado a través de tramas de líneas y algunos de sus objetos-fetiche, como la ventana que establece la frontera entre lo conocido y lo desconocido, representados por el interior de la habitación del protagonista y el mundo exterior. Como curiosidad, cabe reseñar que en La ventana de Kenny encontramos un elemento que justifica una curiosa anécdota en torno al propio Sendak. En cierta ocasión, reconoció que su archiconocido Donde viven los monstruos -editado por primera vez en 1963- iba a ser en realidad una historia sobre caballos, pero que finalmente acabó descartando la idea por su falta de pericia a la hora de dibujarlos. Siete años antes, Sendak había publicado La ventana de Kenny y en sus páginas vemos una prueba fehaciente de ello: no pasarán sus caballos por ser la más fiel representación gráfica de un equino en la literatura infantil…

A nivel de edición, Kalandraka ha optado por un libro de 64 páginas, encuadernado en cartoné y con unas dimensiones de 19 x 23 cm. Podemos encontrarlo publicado tanto en castellano como en catalán. Se trata de un título para un lector con competencias, no tanto por el lenguaje empleado como por la complejidad de las ideas que transmite y por el tono del relato en si mismo. Por nuestra parte, lo recomendamos a partir de los 9 años, aproximadamente. De igual forma, os recomendamos que tras una primera lectura, le dais una segunda oportunidad con una lectura más sosegada, en la que probablemente saldrán a la luz algunos de los elementos y mensajes que La ventana de Kenny guarda entre sus páginas.

¿Quieres comprar La ventana de Kenny?
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar La ventana de Kenny en Amazon pulsando aquí.

Related posts

La niña que bebió luz de luna

La niña que bebió luz de luna

De la autora Kelly Barnhill, con traducción al castellano a cargo de Isabel Murillo, llega a nuestras manos La niña que bebió luz de luna, un libro de algo menos de 400 páginas, repleto de magia y aventura y editado por Destino. SINOPSIS Estamos ante una niña que nació sin magia, pero que vivió...

Animales en peligro

Animales en peligro

En casa nos gustan cada vez más los libros informativos. Los peques empiezan a crecer e ir investigando es una de las pasiones de los niños Este libro de Literatura Infanti y Juvenil SM es una maravilla y un libro muy interesante para tomar consciencia de la situación en que se encuentran muchos...

Desde entonces hasta ahora

Desde entonces hasta ahora

Editorial SM nos acerca la evolución de las especies para los mas pequeños. Un álbum informativo publicado por primera vez en EEUU y en Reino Unido por Frances Lincoln Children's Books es una maravilla para ir explicando a nuestros pequeños como llegamos aquí. Escrito por Catherine Barr y Steve...

Leave a comment