Everdell

Everdell

A partir de 14 años.
De 1 a jugadores. Entre 40 y 80 minutos por partida.

Everdell es un juego diseñado por James A. Wilson e ilustrado por Andrew Bosley, editado originalmente en 2018 por Starling Games, tras una exitosa campaña de micromecenazgo en Kickstrater y traído a nuestro país en castellano por Maldito Games.

EN QUÉ CONSISTE

La acción del juego nos traslada al valle de Everdell, donde a lo largo de los años una incipiente civilización de criaturas del bosque ha crecido a la sombra del Árbol Eterno. Después de muchos años, ha llegado el momento de que el reino se expanda, fundando nuevas ciudades. Los jugadores representarán a un grupo de criaturas enviadas a cumplir con este cometido, compitiendo con el resto para conseguir el asentamiento más próspero de cuantos se construyan a lo largo de la partida. Everdell combina mecánicas de colocación de trabajadores, gestión de recursos y de mano de cartas.

COMPONENTES

– 1 tablero de juego
– 4 losetas de evento básico
– 24 meeples de madera (6 erizos, 6 ratones, 6 ardillas y 6 tortugas)
– 20 fichas de puntuación con valor de 1 punto
– 10 fichas de puntuación con valor de 3 puntos
– 20 fichas de ocupado
– 128 cartas de criatura y estructura (63,5 x 88 mm.)
– 11 cartas de bosque (44 x 63 mm.)
– 16 cartas de evento especial (44 x 63 mm.)
– 1 carta de victoria (63,5 x 88 mm.)
– 30 bayas
– 30 ramitas
– 25 piezas de resina
– 20 guijarros
– 1 dado de ocho caras (para el modo solitario)
– 1 árbol eterno (formado por cinco piezas de cartón)

PREPARACIÓN DE LA PARTIDA

Desplegamos el tablero en el centro de la mesa. Ensamblamos el árbol eterno y lo situamos sobre el diseño del tocón en la parte superior. Distribuimos los recursos alrededor del lecho del río, conforme al diseño que nos marca el tablero (de izquierda a derecha, madera, resina, guijarros y bayas). Colocamos a un lado del tablero la reserva de fichas de puntuación y de ocupado.

Escogemos al azar cuatro cartas de bosque y las colocamos sobre los claros marcados en el tablero. Sacamos cuatro eventos especiales y los colocamos en el primer nivel del árbol eterno. Mezclamos el mazo principal de cartas. Sacamos ocho y las disponemos en dos pilas de cuatro en la zona central del tablero (el prado).

Repartimos a cada jugador su mano de cartas, variable en función del orden de turno del jugador. Se reparten 5 al jugador inicial, 6 al segundo, 7 al tercero y 8 al cuarto. El mazo restante se coloca en el hueco existente en el tronco del árbol eterno. Cada jugador recibe también un par de meeples de su criatura escogida. Los restante meeples se colocan en la parte superior del árbol eterno (1 en primavera, 1 en verano y 2 en otoño), de donde se irán recuperando poco a poco según los jugadores vayan preparándose para las distintas estaciones.

Despliegue de partida a dos jugadores (Foto: BGG – Daniel Mizieliński)

CÓMO SE JUEGA

En su turno, cada jugador podrá realizar una de las siguientes acciones:
– Colocar un trabajador
– Jugar una carta
– Prepararse para la siguiente estación

Colocar un trabajador. Un trabajador puede ser colocado en uno de los lugares básicos del tablero (alrededor del lecho del río), en uno de los lugares de bosque (escogidos al azar al inicio de partida), en la zona de refugio del tablero (parte inferior derecha del tablero), en una loseta de evento básico (junto al río y alrededor del árbol eterno), en una carta de evento especial (escogidas al azar al inicio), en una carta de destino (propia o, en ocasiones, de otro jugador) o en la zona de viaje (una localización del tablero vedada hasta que llega el otoño).

Algunos lugares son de uso exclusivo, por lo que si un jugador coloca un trabajador, bloqueará esa localización para el resto. Otros son de uso compartido, pudiendo contener varios trabajadores, incluso del mismo color. Para colocar trabajadores en cartas de destino de otros jugadores tendremos que comprobar si la localización en concreto está marcada como “abierta”, mientras que para colocarlos en cualquier evento deberemos cumplir previamente con los requisitos exigidos (contar con una serie de cartas concretas en nuestra ciudad). Cuando se coloca un trabajador, se ejecuta inmediatamente la acción indicada en la localización visitada, ya sea recoger recursos, activar un evento, descartar/robar cartas…

Detalle de dos cartas en su versión original en lengua inglesa (BGG)

Jugar una carta. Las cartas a jugar pueden ser de nuestra mano o del prado. Para jugar una , debemos disponer previamente de los recursos necesarios. En el caso de las estructuras, se tratará de una combinación de madera, resina y guijarros, mientras que en el caso de las criaturas necesitaremos bayas. La única excepción a esto es la vinculación entre estructuras y criaturas: por ejemplo, disponer en tu ciudad de una universidad te permitirá colocar gratuitamente una carta de doctor. Para marcar que ya hemos utilizado este efecto de vinculación, utilizaremos las fichas de ocupado y las colocaremos sobre la carta de estructura correspondiente, no retirándolas ya en el resto de la partida.

Las cartas jugadas pasan a formar parte de nuestra ciudad. A lo largo de la partida, nuestra ciudad podrá ser ocupada por un máximo de quince espacios. Los espacios estarán ocupados generalmente por una estructura o una criatura, salvo casos especiales que vendrán indicados en las propias cartas (una esposa y un esposo pueden compartir el mismo espacio, por ejemplo). Si nuestra ciudad está completamente ocupada, no podremos colocar nuevas cartas en ella. También tendremos que tener en cuenta en tipo de carta que jugamos: común o única. Podremos tener cuantas copias queramos de las cartas comunes, pero solo una de cada carta única.

Una vez colocada la carta en nuestra ciudad, activaremos su efecto. En función del tipo de carta que sea, dicho efecto se activará una vez en toda la partida, varias veces, habilitará una nueva localización, bonificará otras cartas de nuestra ciudad o nos aportará puntos adicionales a final de partida. Si la carta colocada proviene del prado, será repuesta por otra del mazo.

Nuestra mano estará limitada a ocho cartas. Si un efecto nos permite robar varias cartas y con ello superaríamos el límite, deberemos dejar de robar cuando lo alcancemos.

Prepararse para la estación. Podemos prepararnos para la siguiente estación cuando hayamos colocado nuestros trabajadores y no podamos (o no queramos) jugar ninguna carta de nuestra mano. Cuando nos preparamos para la siguiente estación, recuperamos los trabajadores que tengamos distribuidos, cogemos los nuevos trabajadores que nos indique la estación a la que pasamos y activamos el efecto correspondiente. Así, en primavera y en otoño activaremos las cartas de color verde de nuestra ciudad, mientras que en verano robaremos dos cartas del prado.

Si estamos en otoño y no podemos/queremos realizar más acciones, estaremos obligados a pasar, con lo que la partida habrá terminado para nosotros. Aunque otros jugadores en juego, no podremos recibir de ellos ni cartas ni recursos. Cuando todos los jugadores hayan pasado, tiene lugar la fase de puntuación, en la que se sumarán los valores base de las cartas de cada ciudad, las fichas de puntuación acumuladas, las bonificaciones de las cartas de prosperidad, la puntuación de las casillas de viaje y de los eventos acumulados a lo largo de la partida. El jugador con mas´puntos, gana. En caso de empate, ganará quien tenga más eventos en su poder. Si el empate persiste, el ganador será quien tenga más recursos.

MATERIALES

Everdell es sencillamente precioso en mesa, algo a lo que ayudan mucho la espectacularidad de sus materiales y sus maravillosas ilustraciones. Los recursos realistas, la figura del árbol eterno, su tablero de forma irregular… hacen del juego una experiencia que se disfruta en lo estético. Por supuesto, también se disfruta en lo lúdico, aunque eso es algo de lo que hablaremos más adelante. Es, sin duda, un juego muy instagrammeable, valga la expresión.

El juego financiado por Starling Games a través de Kickstarter se podía adquirir en dos versiones: normal y coleccionista. La edición de tiendas que distribuye Maldito Games equivale a la versión normal, adoleciendo de los elementos propios de la edición coleccionista (cartas adicionales, dado de ocho caras mejorado, meeples para el modo solitario, tokens de ocupado de madera…). Esta diferencia se hace especialmente notable en el caso de sus expansiones: Pearlbook, Spirecrest y Bellfaire, en las que el precio de tienda se corresponde con lo pagado en Kickstarter, pero con elementos laminados respecto a lo que se podía obtener en sus campañas de micromecenazgo. Esto no es una crítica achacable a Maldito Games, sino a la política comercial de Starling Games, que está aprovechando el éxito del juego para exprimir al máximo la franquicia.

¡Victoria! (Foto: BGG – D Bruff)

Más allá de esta disquisición, lo cierto es que Everdell se disfruta en mesa. Las ilustraciones de Andrew Bosley nos muestran animales perfectamente humanizados, así como espacios naturales modificados por su mano para la edificación de las estructuras, con un estilo elegante, vivo y colorista.

Los materiales son de gran calidad: meeples de madera de formas personalizadas; cartas de buen gramaje y respuesta elástica, con una textura muy agradable; tablero con forma personalizada; recursos realistas en diferentes materiales; el árbol de cartón… Es precisamente el árbol el mayor pero en cuanto a calidad se refiere. A fuerza de montarlo y desmontarlo, los bordes se irán despegando, por mucho cuidado que pongamos en mantenerlo en perfecto estado. En todo caso, es un elemento menor sobre la sensación general del juego.

OPINIÓN

Everdell es uno de esos juegos que ha entrado con buen pie en la comunidad. Ahora mismo, está situado en el número 40 en el ranking de la BGG, y en el número 2 en la categoria de juegos familiares, únicamente superado por Wingspan, del que también dejaremos reseña en esta web más pronto que tarde. ¿Qué significa eso? Según el algoritmo que establece el ranking de la BGG, que es un juego del que se habla, del que se contabilizan partidas jugadas por parte de los usuarios del portal. ¿Todas las opiniones son favorables al juego? No, pero no podemos pensar que haya nada que guste a todos por igual.

En nuestro caso, es un juego que nos gusta. Sencillo de explicar, con pocas acciones entre las que escoger cada turno, con mucha profundidad estratégica, con la posibilidad de poner en marcha un motor de cartas en nuestra ciudad que nos produzca interesantes efectos durante la partida, rejugable por la variedad de cartas y de objetivos y estéticamente precioso. Es una buen opción para introducir en el hobby a no jugones, para romper la monotonía de los clásicos de ludoteca o para partidas casuales con grupos variados. En el momento en que se rasca sobre la superficie, aparece un juego con múltiples opciones que dejará buen poso también a los acostumbrados a juegos con mayor peso o dureza.

En caja aparece recomendado a partir de 14 años, aunque sus mecánicas lo hacen accesible mucho antes, incluso desde los 7 u 8 años. Aprovechar al máximo su profundidad estratégica es algo reservado para jugadores de más edad y bagaje, pero entendiendo este factor es perfectamente jugable mucho antes de la edad recomendada.

¿Quieres comprar Everdell?
Si quieres comprar este u otros juegos de mesa, puedes adquirirlo en la tienda especializada ¿Jugamos Una?. No te vamos a engañar, es un link de su programa de afiliados y ganaremos una pequeña comisión con la venta. Tu obtendrás un descuento de un 5% en tu primera compra por importe superior a 60 euros y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar Everdell registrándote en ¿Jugamos una? pulsando aquí. Tenéis que recordar activar el cupón de la promoción para obtener el descuento si vuestra compra reúne las condiciones.
logo

Related posts

Wingspan

Wingspan

A partir de 10 años.De 1 a 5 jugadores. De 40 a 70 minutos por partida. Wingspan es un juego diseñado por Elisabeth Hargrave, que cuenta con ilustraciones de Natalia Rojas, Ana María Martínez Jaramillo y Beth Sobel. Fue publicado originalmente por Stonemaier Games y su versión en castellano...

Grimm Forest

Grimm Forest

A partir de 14 años. De 2 a 4 jugadores. Entre 40 y 60 minutos por partida. Grimm Forest es un juego diseñado por Tim Eisner, con ilustraciones de Mr. Cuddington, publicado originalmente en inglés por Druid City Games tras una exitosa campaña en la plataforma Kickstarter y traído a nuestro...

¡Aventureros al tren! Nueva York

¡Aventureros al tren! Nueva York

A partir de 8 añosDe 2 a 4 jugadores. 15 minutos por partida. ¡Aventureros al tren! Nueva York es un título de caja pequeña y corta duración de la famosa saga de juegos diseñada por Alan R. Moon y publicado en nuestro país por Days of Wonder. En esta ocasión, intentaremos crear rutas entre...

Leave a comment