El ladrón de minutos

El ladrón de minutos

El ladrón de minutos es una historia muy original escrita por David Lozano y editada por el grupo Edebe.

Una novela para niños a partir de 10 años aproximadamente que engancha desde el principio.

SINOPSIS

Las autoridades han decidido eliminar el día 6 de octubre del calendario y ese es el día del cumpleaños de Edu, nuestro protagonista.

Partiendo de esta premisa, un Edu muy enfadado nos hará vivir una carrera contrarreloj para poder celebrar su cumpleaños a pesar de todo.

HISTORIA

Edu está muy muy enfadado con todo el mundo, es el único que se ha quedado sin cumpleaños y será un niño de diez años eternamente. Edu no sabe que hacer pero no quiere aceptar la situación sin más.

Un día va a la tienda de objetos prohibidos y tras pensarlo decide entrar. Cuanto le cuenta a su dueño lo que sucede le ofrece un aparato de su tienda, un artilugio prohibido que puede resultar muy peligroso pero que también puede ayudarle a recuperar su cumpleaños, sólo necesita acumular 1440 minutos de momentos felices para luego disfrutarlos cuando llegue el seis de octubre, tiene exactamente un año para hacerlo, y todo esto en secreto, ya que al ser un objeto prohibido las autoridades podrían requisarlo.

Poco a poco la actitud de Edu va cambiando, cada vez se le ve más solo, más triste y enfadado, con menos luz… Pese a ello Edu no se da cuenta, sólo piensa en conseguir minutos, cada vez es más huraño y menos sociable, ha dejado de relacionarse incluso con su amiga Laura, a la que él no dirige la palabra no pierde la esperanza de que Edu vuelva a ser el mismo.

Durante la historia podemos reflexionar sobre el valor de la amistad, y sobre como, en ocasiones, nos dejamos llevar por situaciones que creemos son las más desgraciadas del mundo hasta que la vida nos da una lección.

El libro se lee rápido, es adictivo y además tiene un giro inesperado al final. Además durante su lectura podemos pararnos y analizar cuando en muchas ocasiones nos obsesionamos con algo y de este modo dejamos de disfrutar de las cosas más sencillas, incluso viendonos abocados a una situación realmente agobiante y obsesiva.

ILUSTRACIONES

Las ilustraciones de este libro hechas por David Guirao acompañan con maestría el desarrollo de la acción.

En blanco y negro y con unas líneas muy definidas estas imágenes permiten contar la historia de forma muy completa.

Cabe destacar el hecho de que la numeración de las páginas es en forma de minutos, en relación con el título y objetivo de este libro.

FORMATO

En tapa dura y formato de 14 por 21 centímetros estamos ante un libro de 180 páginas que podrán leer los peques a partir de los nueve o diez años.

¿Quieres comprar El ladrón de minutos?
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar El ladrón de minutos en castellano en Amazon pulsando aquí.

Related posts

Una canción de muy lejos

Una canción de muy lejos

Hoy os traemos la reseña de una gran propuesta de Blackie Books. Una novela que estamos seguros que gustará a un público muy amplio. Se trata de Una canción de muy lejos. Ya conocíamos al poeta y novelista A.F. Harrold por su éxito Los imaginarios, que nos encantó, y el título que nos ocupa hoy...

Apestoso tio Muffin

Apestoso tio Muffin

Seguro que todos conocéis ya a Pedro Mañas el autor de una de las sagas de libros para primeros lectores más conocidas del momento, Princesas Dragón. En Apestoso tío Muffin nos trae una historia diferente, pero no por ello menos divertida, que nos muestra la versatilidad de su estilo, tal y como...

Los imaginarios

Los imaginarios

Blackie Books edita Los imaginarios, de A. F Harrold, ilustrado por Emily Gravett, una maravillosa historia sobre el poder de la imaginación, la amistad y algunos miedos que seguro que nos hará deleitarnos con su lectura. SINOPSIS Rudger es el mejor amigo de Amanda, pero es un amigo muy...

Leave a comment