El Dorado

El Dorado

A partir de 10 años.
De 2 a 4 jugadores. Alrededor de 60 minutos por partida.

El Dorado (The Legendary El Dorado en su edición en castellano/italiano o The Quest for El Dorado en inglés) es un juego de mesa diseñado por Reiner Knizia e ilustrado por Franz Vohwinkel y publicado en nuestro país por Ravensburger.

EN QUÉ CONSISTE

En este juego, nos convertiremos en los jefes de diferentes expediciones que recorrerán la jungla sudamericana en busca de la legendaria ciudad perdida de El Dorado. Para ello, habremos de ser los más rápidos en superar un mapa formado por diferentes tipos de territorio: selvas, desiertos y terrenos acuáticos, además de ruinas y campamentos base diseminados por la ruta.

Utilizaremos las cartas de nuestra mano para desplazar nuestros peones por el tablero, o para adquirir nuevas cartas de un mercado común, que representarán a expertos expedicionarios que nos ayudarán a avanzar con mayor velocidad en turnos posteriores. Combinando ambas opciones, construiremos un motor de cartas que nos permitirá atravesar la jungla antes que nadie y ser los primeros en llegar a El Dorado, para cubrirnos con sus infinitas riquezas.

Detalle de una partida a dos jugadores en curso

COMPONENTES

– Reglamento y hoja de ayuda para la preparación del juego
– 7 tableros de territorio de cartón, divididos en hexágonos de terreno y plenamente combinables entre si.
– 2 tiras de territorio de cartón, combinables con el resto de las piezas
– 1 tablero de llegada
– 6 piezas de bloqueo
– 8 peones de exploradores (2 en cada color: rojo, amarillo, azul y blanco)
– 4 tablones de expedición (1 por cada color)
– 1 ficha de primer jugador de cartón (con forma de sombrero de explorador)
– 1 tablón de mercado (formado por dos piezas de cartón que se conectan)
– 36 fichas de gruta
– 86 cartas de expedición (4 mazos iniciales, de 8 cartas cada uno y 54 cartas para el mercado, de 18 tipos diferentes)

PREPARACIÓN

En primer lugar, se disponen las piezas de tablero de jungla en el centro de la mesa, con la pieza inicial en un extremo y la que representa la llegada a El Dorado en el extremo. La hoja de ayuda incluida en el juego detalla un montaje para las primeras partidas, una serie de recorridos alternativos con diferentes niveles de dificultad, y reglas para la construcción de nuestros propios recorridos. Las piezas incluidas permiten la creación de más de 100.000 recorridos distintos.

La piezas de tablero se separan entre si con fichas de bloqueo escogidas al azar. Se colocan inicialmente bocabajo y, una vez montado el recorrido completo, se desvelan. Las piezas no utilizadas se devuelven a la caja.

Cada jugador recibe un tablón, un mazo de ocho cartas iniciales y un peón (dos perones en partidas a dos jugadores), todo ello del mismo color. Los jugadores barajan las cartas y seleccionan una mano inicial de 4. El jugador inicial (el primero en sentarse a la mesa, según indican las instrucciones del juego) recibe la ficha que le acredita como tal y coloca su peón en la casilla marcada con el número en la pieza de salida del tablero modular. En orden de turno, los jugadores colocan su peón en las siguientes casillas numeradas. En las partidas a dos jugadores, el primer jugador coloca sus peones en las casillas 1 y 3, y el segundo en las casillas 2 y 4.

Para formar el mercado se separan los 18 tipos de cartas diferentes. Las marcadas con un símbolo circular se colocan en el tablón de mercado, mientras que el resto se dejan ordenadas or tipo sobre este.

CÓMO SE JUEGA

Comenzando por el jugador inicial, se suceden los turnos en orden, siguiendo el sentido de las agujas del reloj. El turno de juego está estructurado en tres fases:

– Jugar.
– Descartarse.
– Robar.

A la hora de jugar, utilizaremos las cuatro cartas de nuestra mano para mover nuestro peón y/o adquirir una carta de expedición que podremos utilizar en turnos posteriores. Para mover un peón, descartaremos un carta que nos permita avanzar por el terreno, que será aquella cuyo símbolo/color coincida con el de la casilla a la que queramos mover y tenga un valor igual o superior a esta. Una misma carta, si tiene valor suficiente, nos permitirá mover varias casillas a la vez. Si no utilizamos toda la capacidad de movimiento que nos otorga una carta, el valor no empleado se pierde. Por otro lado, nunca podremos combinar varias cartas para sumar una potencia suficiente para acceder a una casilla de mayor valor. Además de las casillas de territorio, encontraremos casillas de ruinas, a través de las que avanzaremos descartando de nuestra mano el número de cartas indicado, con independencia de su tipo y valor; y casillas de campamento, en las que seguiremos la misma mecánica, con la salvedad de que las cartas utilizadas se descartarán permanentemente de nuestra mano. Esta acción puede ser útil para retirar de nuestro mazo cartas de menor valor.

Si nuestro movimiento nos permite ser los primeros en cruzar un bloqueo, podremos retirar la ficha correspondiente y conservarla junto a nuestro tablón. Las fichas de bloqueo acumuladas serán de utilidad en caso de que se produzca un empate en la llegada a El Dorado.

Detalle del mercado, con un hueco libre que se podrá emplear para comprar cartas que no formen parte del tablón inicial

Para comprar una carta de expedición, descartaremos cartas de nuestra mano hasta sumar el valor necesario, indicado en la parte inferior de la carta que deseemos adquirir. Las cartas que tengan un valor marcado, se descartarán por dicho valor, mientras que las del mazo inicial se pueden descartar a razón de media moneda por carta. La carta adquirida se dejará, junto con las utilizadas para comprarla, en nuestra zona de descarte y podrá pasar a nuestra mano cuando dicho descarte se baraje al agotarse nuestro mazo.

Las cartas del mercado nos permitirán avanzar más rápido por los diferentes tipos de terreno, representando a distintas clases de expertos. También encontraremos cartas de objeto y de acción, con efectos muy beneficiosos, pero que perderemos de nuestro mazo una vez utilizadas. Al principio de la partida, podremos comprar cartas únicamente de la zona del tablón de mercado. Cuando uno de los mazos del tablón se agote, podremos comprar cualquier otra carta del mercado. El mazo restante del tipo de carta escogida se desplazará al hueco disponible en el tablón de mercado, bloqueando la compra de otros tipos de cartas fuera del tablón hasta que se vuelva a generar un espacio libre en el mismo.

En la fase de descarte, colocaremos las cartas utilizadas bocarriba en la zona de descarte de nuestro tablón personal. Si nos quedan cartas en la mano, podremos escoger una por una si las conservamos o las descartamos. A continuación, en la fase de robar, rellenaremos nuestra mano hasta volver a contar con cuatro cartas. Si no quedasen cartas suficientes en nuestro mazo para rellenar la mano, barajaremos el descarte y colocaremos las cartas bocabajo en la zona de robo.

Los jugadores alternarán sus turnos en el orden establecido hasta que uno de ellos consiga cruzar el tablero y llegar hasta la pieza que representa El Dorado. A continuación, se completará la ronda para que todos los jugadores dispongan del mismo número de turnos. Si otro jugador consigue alcanzar El Dorado en su turno, se deshará el empate comprobando quien ha acumulado más bloqueos. Si el empate persiste, se compara el valor de los bloqueos de cada uno, ganando el jugador que haya acumulado un valor mayor.

En la variante a dos jugadores, la partida se completará cuando un jugador haga que sus dos peones alcancen El Dorado, deshaciéndose los empates bajo los mismos criterios que en el caso de las partida a más jugadores.

Saber combinar el movimiento y la adquisición de cartas es clave para obtener la victoria

Si ponemos en juego la variante de las grutas, dispondremos las fichas en cuatro pilas y colocaremos cada una sobre las casillas de montaña del tablero marcadas con el símbolo de gruta. Los jugadores podrán explorar las grutas colocándose en una casilla adyacente a las mismas, obteniendo la ficha superior de la pila correspondiente. Las grutas podrán explorarse tantas veces como se desee, teniendo siempre que retirar el peón a una casilla no adyacente antes de volver a una de las casillas adyacentes para volver a robar una ficha. Las fichas de gruta ofrecen a los jugadores diferentes beneficios, que podrán utilizarse en el mismo turno en que se obtienen o guardarse para turnos posteriores. Una vez utilizadas, las fichas de grua se eliminan del juego.

MATERIALES

La caja de El Dorado esta formada por dos piezas (tapa y fondo) y tiene unas dimensiones aproximadas de 30 x 30 x 7 cm. El grosor es adecuado, sin ser excesivo. Cuenta con una pequeña cuna ilustrada, que reduce el espacio interior lo suficiente como para que los materiales no bailen demasiado. Sin embargo, se hubiera agradecido algún tipo de organizador para todos los materiales que contiene el juego. Si tenéis una impresora 3D, encontraréis fácilmente diferentes modelos en Internet, incluyendo algunos que os permitirán almacenar juntos los componentes del juego base y de su expansión Héroes y Demonios.

En cuanto a los materiales (piezas de territorio, bloqueos, fichas de gruta, tablones de jugador y mercado) son de buen grosor y rigidez. Los meeples de los exploradores destacan por su tamaño y forma personalizada. Las cartas también tiene un gramaje adecuado, con una respuesta elástica normalita. Los mazos de cartas que construiréis durante la partida no serán especialmente grandes y los barajaréis con frecuencia, por lo que se recomienda enfundar si vais a darle muchas partidas al juego. En lo referente a los manuales, quizás se hubiera agradecido un mayor gramaje de papel, especialmente en el caso de la hoja de ayuda para la preparación del juego.

Las ilustraciones de Franz Vohwinkel son detallistas, reflejando una imagen de exploradores de principios del siglo XX que nos remontan a la época dorada de las grandes expediciones por las junglas y desiertos del planeta y nos evocan referencias del género, como las películas de Indiana Jones. Las cartas incluyen información claramente distingible y bien organizada, a través de su respectivo código de color e iconografía. El juego es mínimamente dependiente del idioma, ya que algunas cartas llevan una descripción escrita de su efecto. Nada que una pequeña chuleta o el uso de Google Lens no puedan solucionar, no obstante.

OPINIÓN

El Dorado es un juego interesante desde su concepto. Apenas con unas pocas y sencillas reglas, Knizia nos ofrece un reto estratégico de dificultad variable y con múltiples combinaciones, que harán que sea muy rejugable y que disfrutaremos en cada partida. Por su grado de dificultad, es un juego de marcado carácter familiar, con una edad recomendada de 10 años, pero que es perfectamente jugable a partir de los ocho años. Desde esa sencillez, es además un juego perfecto para familiarizarse con los mecanismo de creación de mazos (deck bulding) y gestión de mano,

A su favor juega también una duración de partida comedida, unos 60 minutos, que lo sitúa claramente por encima de un filler, pero sin que se alargue lo suficiente como para que los más pequeños pierdan la concentración.

Si os gusta la temática de exploradores, El Dorado es una adquisición muy interesante. Un buen diseño del maestro Knizia para todos los públicos, que en nuestra casa ha entrado recientemente y con muy buen pie, por lo que os recomendamos que lo proéis si tenéis oportunidad.

¿Quieres comprar El Dorado?
Si quieres comprar este u otros juegos de mesa, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. Como es habitual, es un enlace de afiliado, con el que obtendremos una pequeña comisión, sin que ello suponga que tú pagues más por el juego. Puedes adquirir El Dorado en Amazon pulsando aquí.
También puedes adquirirlo en la tienda especializada ¿Jugamos Una?. No te vamos a engañar, es un link de su programa de afiliados y ganaremos una pequeña comisión con la venta. Tu obtendrás un descuento de un 5% en tu primera compra por importe superior a 60 euros y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar El Dorado registrándote en ¿Jugamos una? pulsando aquí. Tenéis que recordar activar el cupón de la promoción para obtener el descuento si vuestra compra reúne las condiciones.
logo

Related posts

Funkoverse: Harry Potter

Funkoverse: Harry Potter

A partir de 10 años.De 2 a 4 jugadores. Entre 30 y 60 minutos por partida.  Funkoverse: Harry Potter es un juego perteneciente al sistema de juego Funkoverse, diseñado por Prospero Hall y editado por Funko Games.  Aunque esta reseña se centra en el juego base ambientado en el...

Overbooked

Overbooked

A partir de 8 años. De 1 a 4 jugadores. De 20 a 40 minutos por partida. Overbooked es un juego de mesa diseñado por Daryl Chow, publicado originalmente por Randomskill Games en 2018, en una edición con ilustraciones de Sandy Solihin. Si bien de esta edición se publicaron copias en inglés y...

Kitchen Rush

Kitchen Rush

A partir de 12 añosDe 1 a 4 jugadores. De 30 a 45 minutos por partida. Kitchen Rush es un original juego cooperativo diseñado por David Turczi y Vangelis Bagiartakis, publicado originalmente por Artipia Games y publicado en castellano por Más que Oca Ediciones. EN QUÉ CONSISTE En...

Leave a comment