Álex y el ratón de cuerda

Álex y el ratón de cuerda

Esta entrada pertenece a nuestro especial “Semana de Ratones en Bichitos Lectores”. #semanaderatones

Álex y el ratón de cuerda es un álbum ilustrado de Leo Lionni, una de las figuras más reconocidas y aclamadas del mundo de la LIJ. El autor de Pequeño azul, pequeño amarillo, Frederick, Nadarín o El sueño de Matías, entre otros títulos, fallecido en el año 1999, fue un artista en el sentido más amplio de la palabra, con gran experiencia en el campo de la pintura, de la escultura y del diseño gráfico antes de dedicarse al terreno del álbum infantil. El título que reseñamos hoy fue publicado originalmente en el año 1969, bajo el título de Alexander and the wind-up mouse y fue uno de los ganadores en 1970 de la Medalla de Honor Caldecott, otorgada por la Association for Library Service to Children. En 2017 es reeditado para nuevas generaciones de lectores por Kalandraka, con una traducción a cargo de Xosé Manuel González ‘Oli’.

Álex és un pequeño ratón que vive en una ratonera excavada tras la pared de una casa. En sus incursiones para hacerse con algo de comida debe andar con mucho cuidado, pues los habitantes de la casa siempre tratan de cazarlo. Un día, se siente atraído por un ruido en la habitación de Ana, la hija de la familia. Allí conoce a Guille, un ratón de cuerda. Guille le explica ufano que es uno de los juguetes favoritos de Ana y que todo el mundo le quiere. Pese a sus limitaciones (no puede moverse si no le dan cuerda), se siente feliz.

Con el tiempo, Álex y Guille se hacen amigos. Comparten ratos de juegos y conversación. En la soledad de su ratonera, Álex envidia al pequeño juguete: no debe esconderse, nadie chilla al verle ni intenta cazarlo. Un día, Guille le cuenta una extraña historia: al final del jardín hay un lagarto que puede convertir a un animal en cualquier otro que desee. Viendo la oportunidad de convertirse en un ratón de cuerda, Álex va en busca del reptil, que le dice que cumplirá su deseo si le lleva una piedra de color morado en una noche de luna llena.

Pasa el tiempo, pero Álex no encuentra la piedra morada. Un día, cuando va a visitar a su amigo Guille, le encuentra junto a otros juguetes en una caja de cartón, cuyo destino es la basura. Nuevos juguetes han llegado a casa y ya no hay sitio para él en la habitación de Ana. Junto a la caja, un pequeño objeto llama la atención de Álex… ¡la piedra que morada que necesita! Esa misma noche, con la luna llena en el cielo, el pequeño ratón corre a hacer realidad su deseo. Cuando se encuentra con el lagarto, no obstante, decide cambiarlo: entristecido por la historia de su amigo, Álex le pide que transforme a Guille en un ratón de verdad. Cuando vuelve a su ratonera, el deseo se ha cumplido. Guille es un ratón de carne y hueso y ambos amigos bailan felices hasta el amanecer.

Álex y el ratón de cuerda es una historia que nos hace reflexionar sobre quienes somos y sobre la forma en que nos valoramos, anteponiendo en ocasiones lo negativo a lo positivo, y viendo en otros virtudes que no son tales, o que no comparamos en su justa medida con las nuestras. Álex envidia a Guille porque todo el mundo le quiere. Sin embargo, no se da cuenta de que ese amor puede ser efímero, ni de que tiene otras limitaciones que a él no le constriñen, como el hecho de necesitar que le den cuerda para poder moverse. También es, evidentemente, una historia sobre la amistad, protagonizada por dos ratones (animal irónico de la obra de Lionni) que, aunque diferentes, en el fondo son iguales. Y sobre la generosidad, plasmada en la renuncia de Álex a aquello que desea -aunque fuese algo inapropiado, como queda demostrado más adelante- con tal de ayudar a un amigo. Con una perspectiva más amplia, también es un álbum sobre la soledad, cuestión que podemos abordar planteándonos si Álex desearía ser un ratón de cuerda si viviese junto a otros ratones de carne y hueso. Es la soledad de su ratonera la que hace que Álex dude de si prefiere una vida como la suya o como la de su amigo.

A nivel de ilustración, nos encontramos con un trabajo realizado a partir de un collage de diferentes tipos de papel, muy representativo y característico del estilo de Lionni. Su pretendida simplicidad contrasta con la profundidad de la historia que ilustra, en una dualidad que centra nuestra atención en el texto, elemento conductor de la historia. No escatima Lionni, en todo caso, del uso del color y de los diseños estampados para representar los personajes y objetos: las ropas de los peluches de la habitación de Ana, las botellas, las tazas y platos de la cocina… La viveza del colorido del lagarto y de la zona del jardín en la que se oculta contrasta con los tonos del interior de la casa, que forman parte de una paleta variada, pero de tonos más apagados. Es interesante la utilización de los contornos como forma de marcar las diferencias entre los personajes: la irregularidad de Álex, que se corresponde con su pelaje, contrasta con la perfecta forma ovalada del cuerpo metálico de Guille. Una forma que desaparece en el momento en que se convierte en un ratón de verdad.

En cuanto a la edición se refiere, estamos ante un volumen con unas dimensiones de 22 x 27,5 cm., encuadernado en cartoné y con un total de 40 páginas, con buenas calidad de papel. Álex y el ratón de cuerda ha sido publicado en castellano, catalán, gallego, euskera y portugués.

Estamos ante un título que, pese a haber sido publicado originalmente hace casi 50 años, no desentona en ningún sentido a los ojos de un lector de nuestro tiempo. La temática, el desarrollo de la historia y el estilo de ilustración son atemporales, lo que le convierte en un clásico contemporáneo del que pueden disfrutar niños y niñas de cualquier edad, especialmente a partir de 4 años.

¿Quieres comprar Álex y el ratón de cuerda? 
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en la web de Kalandraka, pulsando aquí. Desde ese enlace podrás acceder a la compra en cualquier de los idiomas en los que ha sido publicado.

Related posts

Mi amigo

Mi amigo

Este álbum de Astrid Desbordes editado por Kókinos es muy interesante para los niños, para aceptar la diversidad y aprender que no es malo, sino bonito y enriquecedor, ser diferente. Ilustrado por Pauline Martin es un álbum precioso que seguro que los niños disfrutan. SINOPSIS Archibaldo...

Kevin

Kevin

Kevin de Rob Biddulph es una maravilla que se publicó por primera vez por HarperCollins Children's books y que en España edita Andana Editorial. Me ha parecido tan maravilloso que no se por donde empezar. Es un álbum para disfrutar tranquilamente, y además muy interesante para reflexionar los...

El pirata valiente

El pirata valiente

La propuesta de Kalandraka con este álbum ilustrado es un acierto total. Esta obra fue originalmente publicada hace treinta años y es por eso que se reedita para celebrarlo. Su autor, el uruguayo Ricardo Alcántara, presenta con maestría el momento de juegos de un niño. Las ilustraciones del...

Leave a comment