Agni y la lluvia

Agni y la lluvia

Agni y la lluvia es un libro escrito por la traductora castellonense Dora Sales, especializada en literatura poscolonial, especialmente en lo concerniente a La India y al continente africano. Esta ilustrado por el pacense Enrique Flores y ha sido publicado por Kalandraka, dentro de su colección Siete Leguas.

La historia está ambientada en una barriada pobre de Bombay. El protagonista es Agni, un niño de 10 años que vive en una chabola con sus padres y su hermana Lalita. Agni trabaja desde los 6 años en un lavadero, de lunes a sábado, desde muy temprano. Cada rupia que pueda ganar es necesaria para ayudar a su familia. Su padre se dedica a limpiar coches que circulan por una de las grandes arterias de la ciudad. Su madre, al servicio doméstico en casa de una familia adinerada.

Su familia es pobre, pero eso no impide que Agni sea un niño feliz. Un niño con sueños y aspiraciones. Espera que un día cambie su suerte, que pueda dejar de ser uno de esos 250 millones de niños que cada mañana se ven obligados a levantarse temprano para ir a trabajar. Desea viajar por el mundo, pero de momento se limita a hacerlo con el dedo, sobre un viejo mapamundi que cuelga en su pared, frente a la esterilla en la que duerme cada noche. Su hermano mayor, Vijay, le enseña los nombres de los lugares marcados en el mapa: países, ciudades, ríos… Agni los memoriza porque no sabe leer. Pero sueña que un día aprenderá a hacerlo.

La historia de Agni podría ser la de tantas familias indias, en las que los niños y niñas se ven obligados a trabajar desde temprana edad para ayudar a sus familias. Niños y niñas que no pueden dedicarse a lo que deberían: a jugar, a reír, a divertirse, a ir a la escuela… Porque la mayoría de ellos son analfabetos, y la falta de educación se convierte en un elemento que cierra el círculo vicioso y limita sus posibilidades de progresar y de superar la situación de pobreza en la que viven. Sales asocia, con gran tino, la pobreza y la invisibilidad. Sin embargo, no estamos ante una historia triste: hay alegría, esperanza y un mensaje muy positivo acerca de seguir persiguiendo nuestros sueños con independencia de la situación en la que nos encontremos. Pero, por encima de todo, hay felicidad. La felicidad más elemental y más bella, la que se compone del disfrute de pequeños momentos, aparentemente irrelevantes, pero que vividos intensamente, como solo los niños saben hacerlo, desembocan en ese estado con independencia de lo que nos rodea.

La prosa de Dora Sales es sencilla y agradable de leer. Abunda en la descripción de la cotidianidad de la vida del protagonista, lo que nos permite tener una visión general de La India, conocer su modo de vida y sus costumbres. Descubrirá a los lectores más jóvenes que no todas las sociedades se rigen por los patrones occidentales, que no todos los niños tienen acceso a los mismos recursos, y que siendo iguales, podemos llegar a ser muy diferentes simplemente por nacer en un lugar o en otro del planeta. En este sentido, es muy interesante el hecho de que al final incluye una relación de lectura y materiales audiovisuales relacionados con la idea del trabajo infantil. Con una perspectiva amplia, Agni y la lluvia les ayudará a valorar lo que tienen, a disfrutar de lo que viven. Porque en esencia Agni es un personaje vitalista, que afronta con optimismo y esperanza la vida que le ha tocado vivir.

Las ilustraciones de Enrique Flores, de trazo ágil y deliberada complementan algunos pasajes de la historia narrada. Se trata de acuarelas de gran viveza cromática que, comenta la propia Dora Sales en este entrevistaaportan una idea de infancia luminosa hasta cierto punto“. Sales también valora el hecho de que “Enrique ha hecho muchos cuadernos de viaje, entre otras cosas, y creo que eso genera una sintonía entre mi forma de elaborar el texto y su manera de ilustrarlo, porque ambos tenemos la experiencia viajera de haber estado en los espacios sobre los que se narra“.

A nivel de edición, estamos ante un volumen de 128 páginas, encuadernado en cartoné, con unas dimensiones de 15 x 23,5 cm. Agni y la lluvia es una lectura que recomendamos partir de los 9 años aproximadamente, especialmente para niños y niñas que sientan curiosidad por el mundo que les rodea más allá de su realidad cotidiana, interesados por los viajes, por las diferentes culturas del mundo… Una lectura que nos transportará lejos, pero que también nos permitirá reflexionar sobre lo que tenemos más cerca.

¿Quieres comprar Agni y la lluvia?
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar Agni y la lluvia en Amazon pulsando aquí.

Related posts

Desde entonces hasta ahora

Desde entonces hasta ahora

Editorial SM nos acerca la evolución de las especies para los mas pequeños. Un álbum informativo publicado por primera vez en EEUU y en Reino Unido por Frances Lincoln Children's Books es una maravilla para ir explicando a nuestros pequeños como llegamos aquí. Escrito por Catherine Barr y Steve...

Chicas malas

Chicas malas

Liana Editorial es un nuevo sello que nos trae una propuesta muy interesante. Para niños a partir de ocho años en adelante este álbum con las historias de quince mujeres valientes que desafiaron a los postulados de su época les hará comprender y reflexionar sobre el papel de la mujer y las...

La isla de los recuerdos

La isla de los recuerdos

Andana nos trae un libro ilustrado muy interesante para niños a partir de 9 años aproximadamente. La isla de los recuerdos de Marta Julià e ilustrado por Gemma Capdevila es la propuesta que nos lanzan para reflexionar sobre la vejez, la relación nieta-abuela, la pérdida de memoria, e incluso la...

Leave a comment