Mi gran imaginario al dedillo

Mi gran imaginario al dedillo

Mi gran imaginario al dedillo es una gran apuesta de Combel para los más pequeños de la casa. Un imaginario con texturas en el que los niños y niñas de cero a tres años podrán ir aprendiendo hasta 150 conceptos diferentes a través de las ilustraciones del siempre genial Xavier Deneux. Sin duda, un gran número de palabras que reforzarán su proceso de adquisición del lenguaje. Gracias a nuestros/as amigos/as de Boolino, disponemos de un ejemplar con el que os comentamos nuestras impresiones y nuestra experiencia con los peques en casa, que ha sido muy positiva.

CONTENIDO

Con más de 30 texturas y 150 palabras… una propuesta pedagógica, lúdica e interactiva…” En la contraportada encontramos el perfecto resumen de los que nos encontraremos en el interior de Mi gran imaginario al dedillo. El libro se estructura en varias partes. Por un lado encontramos la hora de comer, de dormir, de jugar, del baño. En estas páginas podemos mostrarles imágenes de objetos que usamos a diario con ellos, o que ellos mismos usan. Hay incluso un espejo en el que ellos se reflejan, algo que siempre les atrae.

Asimismo, tenemos un apartado dedicado a la ropa, otro al mercado y uno dedicado a la mesa: en todos estos seguimos con cosas que ven a diario. A continuación, encontramos una doble página dedicada a los viajes, en la que aparecen reflejados numerosos muchos vehículos y, por último, un grupo de páginas dedicadas a los animales, que se categorizan en función de las características de su pelaje. Como podéis ver, se abordan temáticas muy variadas, lo que refuerza la idoneidad de este libro como una propuesta perfecta para presentarles a los niños de forma atractiva el descubrimiento de su mundo, el conocimiento de determinadas palabras, y la identificación de las formas y características de objetos y animales a través de sus texturas.

Es precisamente en las texturas donde el libro adquiere una nueva dimensión que lo hace si cabe más llamativo para los más pequeños de la casa. En las diferentes páginas del imaginario, podrán experimentar el tacto de objetos rugosos, lisos, acolchados, suaves, pegajosos… De igual forma, palparán animales de cabello corto y largo, más sedoso o más grueso, por citar algunos ejemplos. La propuesta en este sentido es muy completa.

ILUSTRACIONES

Xavier Deneux no defrauda y hemos de decir que con su trabajo en Mi gran imaginario al dedillo de nuevo nos ha ganado en esta casa. Quizás recordéis que hace un tiempo reseñamos ¡Mira!, unas tarjetas estilo flash cards que supusieron nuestro primer contacto con su trabajo y que hemos recomendado en más de una ocasión, tanto por su utilidad como por su aspecto.

Las ilustraciones de Mi gran imaginario al dedillo son muy llamativas para los niños. De aspecto infantil y líneas sencillas, están elaboradas con una paleta de colores muy vivos y aprovechan el contraste con las texturas, lo que resulta muy interesante para aprender también el vocabulario sensorial correspondiente. Es interesante su distribución en las páginas, alternándose por lo general una más grande con varias más pequeñas. En cuanto a su adaptación al fin que persiguen, no podemos decir otra cosa más que son muy cercanas al niño y que resultan fácilmente reconocibles.

FORMATO

Mi gran imaginario al dedillo es un volumen encuadernado en cartoné con un acabado brillante. Cuenta con un total de 22 páginas repletas de descubrimientos para los pequeños, con unas dimensiones de 24,5 x 24,5 cms. El grosor del lomo se ajusta a la necesidad de incluir entre las páginas los elementos que muestran las texturas sobre los troqueles realizados a tal efecto. El grosor de las páginas es adecuado, si bien es recomendable estar pendientes de que los más pequeños (1-2 años) no las arruguen al manipularlas.

Tal y como os indicábamos anteriormente, es un libro muy atractivo para los más pequeños ya desde su portada, en la que encontramos la primera de las texturas. La suavidad del pelele del niño nos sirve como primera muestra de lo que nos encontraremos al abrirlo. Tanto en el lomo como en la portada, la propia palabra “Imaginario” también nos ofrece una elegante textura aterciopelada.

A nuestro juicio, Mi gran imaginario al dedillo es un título muy interesante, perfecto tanto para ocupar un sitio destacado en la primera biblioteca de nuestros hijos e hijas como para, teniendo en cuenta su formato, regalarlo a padres y madres con niños de 0 a 3 años.

¿Quieres comprar Mi gran imaginario al dedillo?
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar Mi gran imaginario al dedillo en Amazon pulsando aquí También podéis adquiridlo a través de la web de Combel, pulsando en el siguiente enlace.

Entradas relacionadas

Nicolás va a la biblioteca

Nicolás va a la biblioteca

Nicolás va a la biblioteca es un título publicado por Kalandraka dentro de su colección Makakiños, dirigida a niños y niñas con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Cuenta con un texto escrito por la Asociación BATA, a partir de una idea de Antonio Zorrilla, bibliotecario de Vélez-Málaga y está...

El pollo Pepe quiere jugar

El pollo Pepe quiere jugar

Ant Parker y Nick Denchfield nos traen una nueva aventura del simpático pollo Pepe (Charlie Chicken en su titulo original en inglés). Se titula El pollo Pepe quiere jugar y, como es habitual, está publicada en nuestro país por Literatura Infantil y Juvenil SM. A diferencia de otros títulos de la...

Caracol, ¿dónde estás?

Caracol, ¿dónde estás?

Caracol, ¿dónde estás? es un clásico de Tomi Ungerer (Los tres bandidos, ¿Dónde está mi zapato?, Rufus, el murciélago que adoraba los colores...), publicado originalmente en el año 1962 por Harper & Brothers y reeditado en 2017 por Kalandraka, sumándolo así a su amplia colección de clásicos...

Deja un comentario