Los caminos de los árboles

Los caminos de los árboles

Los caminos de los árboles es un álbum escrito por el narrador oral, autor y editor Pep Bruno e ilustrado por la catalana Mariona Cabassa. Fue publicado a finales del año 2011 por La Fragatina dentro de su colección Lo mullarero.

La historia comienza con un abuelo y su nieto sentados en el jardín de casa al atardecer. Mientras el abuelo se fija en el ocaso, el niño observa detenidamente el árbol. En un momento dado, el pequeño le pregunta al anciano si cree que podría subir a lo alto del árbol y qué necesitaría para hacerlo: ¿ser más grande? ¿o quizás más fuerte? No, lo que el abuelo entiende que su nieto necesitaría es simplemente paciencia, sentir el árbol, comprender cual es su camino. Tras acercarse al cerezo, abrazarlo y acariciarlo, el niño emprende el ascenso, lento pero seguro. Una vez arriba, le describe a su abuelo el atardecer. Esa noche, mientras duermen, el abuelo soñará con atardeceres, y el niño, con cientos de árboles, cada uno de ellos con su propio camino.

El propio Pep Bruno habla en su web de la temática abordada en Los caminos de los árboles: “El libro nos habla de esos momentos mágicos que lo cotidiano nos brinda en algunas ocasiones: un atardecer hermoso, la compañía de alguien querido, un árbol que desvela su camino y nos permite subir hasta su copa… pequeños placeres, instantes deliciosos, regalos de los días que, en muchas ocasiones, dejamos escapar metidos como estamos en el ritmo enloquecido de esta sociedad acelerada“. Poco más podemos aportar si su propio autor nos lo desvela. No obstante, a nuestro juicio es también un álbum para hablar de las relaciones personales, de la complicidad que generamos a lo largo de nuestra vida con determinadas personas. El abuelo está plenamente convencido de la capacidad de su nieto para subir a la copa del árbol, le guía por el camino adecuado para hacerlo. El nieto, por su parte, no piensa en el éxito personal que supone para él haber logrado llegar a lo alto del cerezo, sino en disfrutar ese momento con la persona que le ha ayudado a conseguirlo. A cambio, comparte con su abuelo aquello que el anciano no puede ver: el atardecer desde su elevada perspectiva, con todo lujo de detalles. Es también un álbum sobre como nos marca el contacto con otras personas, compartir nuestra vida con ellas: los sueños de los protagonistas de la historia se ven influenciados por la visión y enseñanzas que extraen de un momento aparentemente casual, pero de gran trascendencia.

La prosa de Bruno es elegante, rica en su vocabulario, pero sin caer en el exceso o en lo rimbombante. El texto fluye con un ritmo variable, con marcadas pausas en los momentos en los que los propios personajes se detienen, ya sea a reflexionar, a sentir el árbol o simplemente a disfrutar del atardecer. La historia es tan dulce y está bien construida que deja una agradable sensación tras su lectura, incitándonos a pensar en las personas con las que tenemos esa complicidad, en momentos vividos que se puedan asemejar.

Los caminos de los árboles no es la primera colaboración de Pep Bruno con Mariona Cabassa. Con anterioridad, ya habían publicado juntos Cuento para contar mientras se come un huevo frito (2003), Libro de contar (2007) y La familia C (2010). De su colaboración en este título afirma el autor que “una vez más ella logra hacer grande y hermoso un cuento, un sueño. Un instante de felicidad“. El color es el gran protagonista del trabajo de ilustración desarrollado por Cabassa para este álbum: el árbol, sus flores, sus frutos, las aves, las tonalidades cambiantes con el avance del atardecer, la llegada de la noche… Hasta el negro cobra protagonismo cuando recorta contra el sol la figura del frondoso árbol y del niño en pleno ascenso. En la ilustración de portada, ampliada posteriormente en páginas interiores, se nos muestra al niño rodeado de árboles, cada uno de ellos diferente de los demás. Solo tras leer el libro entendemos que esa diferencia representa su camino particular.

En cuanto a la edición se refiere, estamos ante un álbum con un total de 36 páginas, buenas calidades de papel, encuadernado en cartoné y con unas dimensiones de 26 x 24 cm. Ha sido editado en castellano, catalán, gallego, euskera, italiano y portugués. Se trata de un título recomendado por la editorial a partir de los 4 años, pero que os garantizamos que podréis disfrutar siendo mucho más mayores. Con suerte, tal vez se convierta en un islote de calma al que viajar cada vez que el ritmo de vuestra vida cotidiana os demande un instante de pausa.

¿Quieres comprar Los caminos de los árboles? 
Si quieres comprar este libro, te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, es un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar Los caminos de los árboles en Amazon pulsando aquí

Entradas relacionadas

Allumette

Allumette

Allumette es una versión moderna del clásico de Hans Christian Andersen La pequeña cerillera, escrita e ilustrada por Tomi Ungerer y publicada originalmente en el año 1974. En 2017, Kalandraka Editora la trae hasta nosotros con una traducción al castellano a cargo de Sandra y Óscar...

La historia de la Navidad

La historia de la Navidad

La historia de la Navidad es un libro pop-up de Robert Sabuda, publicado originalmente en Estados Unidos por Candlewick Press y editado en castellano desde 2016 por Combel, que ha llegado a nuestra casa de la mano de Boolino. SINOPSIS El libro resume, en un total de seis escenas...

Sueños

Sueños

De la mano de Batidora Ediciones, disfrutamos del álbum Sueños, escrito por Silvia Lara Juan e ilustrado por Amparo Martínez Talaván. SINOPSIS ¿A que a veces os parece que todo es lo mismo? ¿A que en ocasiones sentís que no tenéis sueños ni ilusiones? En este álbum, veremos como soñar es...

1 Comenta

  1. Pep Bruno 7 Junio, 2017
    Responder

    Muchas gracias, es una nota de lectura muy chula. Me alegra mucho que os haya gustado. Saludos cordiales, Pep

Deja un comentario