Lágrimas bajo la cama

Lágrimas bajo la cama

Lágrimas bajo la cama es un título autoeditado por Ana Meilán, con ilustraciones de Marta Mayo. Si sois miembros del grupo de Facebook “La biblioteca de los peques: literatura infantil y juvenil“, probablemente lo conoceréis. Si no lo sois, seguid leyendo y os ayudaremos a descubrirlo.

El protagonista de la historia es el pequeño Simón, un niño al que desde recién nacido, todo el mundo le llama llorón. Y es que Simón “lloraba porque le picaba un pie… lloraba porque tenía hambre… lloraba porque quería dormir… lloraba por un helado de chocolate… o lloraba porque se marchaba Papá“, entre otros ejemplos. Cansado de la situación, Simón decidió que no volvería a llorar delante de la gente y comenzó a esconder sus lágrimas, guardándolas en un bote que escondía debajo de su cama. Al dejar de llorar en público, a Simón empezaron a decirle que se había convertido en “un hombre hecho y derecho“, por lo que comenzó a recoger y guardar las lágrimas de todos aquellos que lloraban. Hasta que un día, ya nadie pudo llorar, porque todas las lágrimas estaban debajo de su cama. Pero… ¿qué pasaría si el mundo se quedara sin lágrimas? Pues que la gente no sería capaz de expresarse y entenderse de la misma forma.

Lágrimas bajo la cama es una emotiva historia que hará reflexionar a niños… y a padres. Abunda en el valor del llanto, denostado por la sociedad como un signo de debilidad, pocas veces entendido como un vehículo a través del cual canalizar diferentes emociones, y no únicamente la tristeza a la que habitualmente se asocia. Simón es un niño con una sensibilidad especial -que muchos podremos ver reflejado en nuestros propios hijos e hijas-, que expresa a través de sus lágrimas lo que siente. Un niño al que la sociedad le dice que no debe llorar, al que la gente no le pregunta por el motivo de su llanto, sino que le reprende e incluso ridiculiza por el mero hecho de mostrar en público sus lágrimas.

Con una perspectiva más amplia, estamos ante un título que nos permitirá trabajar con nuestros hijos e hijas, desde un acercamiento diferente al de otros libros, cuestiones relacionadas con las emociones y con su gestión. Particularmente, me parece que se trata de un recurso muy interesante para reforzar la autoestima de nuestros hijos e hijas, a través de la reflexión sobre el contenido de la historia. Asimismo, la historia evoca la bondad del protagonista y su perseverancia, cualidades que a buen seguro querremos ver reflejadas en nuestros pequeños. Pero, principalmente, nos ayuda a transmitir un mensaje: por encima de la forma en que expresemos nuestros sentimientos, está aquello que sentimos, por lo que es necesario llegar hasta el fondo antes de juzgar lo que vemos en la superficie.

Las ilustraciones de Marta Mayo transmiten a la perfección el carácter triste de ciertos pasajes de la historia y el feliz desenlace de la misma. Os recomiendo que dediquéis un momento, por ejemplo, a admirar la variedad de las expresiones de Simón: alegría, tristeza, orgullo, determinación, satisfacción, recelo… De igual forma, se pueden apreciar multitud de detalles en el trabajo de ilustración, que nos pueden pasar inadvertidos en una primera lectura, pero que nos permiten profundizar en la historia y entender el libro como un todo, en el que texto e ilustración van perfectamente de la mano. En la reseña publicada en Club Peques Lectores, la propia Ana Meilán revela uno de los secretos que guardan las ilustraciones de Marta entre las páginas del libro: un juego de busca y encuentra al perro de peluche Bengie, el juguete de apego de nuestro protagonista.

Se podría pensar que en el caso de un libro autoeditado, la valoración de la categoría “Calidad de la edición” sería la que hace que se resienta el conjunto del libro. En el caso de Lágrimas bajo la cama, esto no es así. Se trata de un libro encuadernado en cartoné, con unas dimensiones aproximadas de 25,5 x 23,5 cm., buenas calidades de papel y un cuidado de los detalles -fijaos por ejemplo en las ilustraciones de las guardas- que no desmerece en absoluto a cualquier título publicado con grandes tiradas por una editorial de prestigio.

Concluyendo, Lágrimas bajo la cama es uno de esos libros que gusta tener en la biblioteca de casa, que agrada recomendar a los amigos que no lo conocen como una compra o un regalo diferente y a la vez especial. Nosotros os lo recomendamos encarecidamente. Si queréis seguir conociendo el universo de Simón, os recomendamos que sigáis la página del libro en Facebook, Lágrimas bajo la cama.

¿Quieres comprar Lágrimas bajo la cama? 
Si quieres comprar este libro, a diferencia de otras ocasiones, te vamos a recomendar que lo hagas hablando directamente con su autora, Ana Meilán, a través de la página de Facebook del libro. Os atenderá rápidamente y a las mil maravillas. No obstante, también te ofrecemos un enlace para que lo hagas en Amazon. No te vamos a engañar, como es habitual se trata de un link de afiliado y ganaremos una pequeña comisión con la venta. A ti no te costará más caro y a nosotros nos ayudará a mantener esta página funcionando. Si te interesa, puedes comprar Lágrimas bajo la cama en Amazon pulsando aquí.

Entradas relacionadas

Sueños

Sueños

De la mano de Batidora Ediciones, disfrutamos del álbum Sueños, escrito por Silvia Lara Juan e ilustrado por Amparo Martínez Talaván. SINOPSIS ¿A que a veces os parece que todo es lo mismo? ¿A que en ocasiones sentís que no tenéis sueños ni ilusiones? En este álbum, veremos como soñar es...

El Sol de Elma

El Sol de Elma

El Sol de Elma es el nuevo libro-álbum publicado por Inma Muñoz, autora de La increíble historia del puntito Chimpún, un título del que ya os hemos hablado con anterioridad en Bichitos Lectores. En esta ocasión, une sus pasos con los de la ilustradora Èlia Meraki, apostando nuevamente por la...

Museo en pijamarama

Museo en pijamarama

Museo en pijamarama es un nuevo título de la colección de libros creada por los franceses Michaël Leblond y Frédérique Bertrand aprovechando las posibilidades que ofrece la técnica del ombro-cinéma. Al igual que los anteriores (París en pijamarama, Luna Park en pijamarama, Nueva York en...

Deja un comentario