Donde duermen los sueños

Donde duermen los sueños

Donde duermen los sueños es el primer álbum publicado por la oriolana Raquel Rodríguez García, una historia que cuenta con ilustraciones del mexicano Salvador Rojo. Se trata de un proyecto autoeditado que el pasado mes de mayo llegó a su segunda edición, mostrando con ello la buena acogida que ha tenido.

La historia está protagonizada por Julia, una niña que se deja llevar por el sueño para huir de un momento de gran tristeza. Acompañada de su osito de peluche, Otto, emprende un viaje por un mundo onírico, en el que acabará descubriendo que, en realidad, no hay motivo para la tristeza, o al menos para dejarse vencer por ella. Julia despertará convencida de emprender un camino hacia la felicidad, después de haber conocido los sueños de otras personas, sus miedos y sus esperanzas.

Al leer Donde duermen los sueños, no solo acompañaremos a Julia y a Otto, sino que realizaremos en nuestro interior su mismo viaje, aunque sea despiertos. El camino que recorren nos ayudará a reflexionar, a pensar en nosotros mismos, en la confianza que tenemos en cumplir nuestros propios sueños y esperanzas. Se trata de una historia con gran sensibilidad, que conmueve, que te deja un pequeño nudo en el interior al tiempo que está repleta de emoción y dulzura. Una historia en la que vemos reflejada una parte de los sueños y los anhelos de su autora.

Si os fijáis en las etiquetas de la reseña, observaréis que hemos incluido Donde duermen los sueños en tres categorías diferentes: de 6 a 9 años, más de 9 años y papás y mamás. La razón de ello es que se trata de un título sobre el que volver una y otra vez, en diferentes momentos, para encontrar en él nuevas lecturas, interpretaciones y mensajes. Es uno de esos álbumes que crece al tiempo que lo hacemos nosotros, que nos acompañará durante mucho tiempo y en el que puede que encontremos el ánimo necesario para continuar caminando cuando tengamos dudas y sintamos que no podemos más.

Salvador Rojo, nacido en 1986, ha publicado con anterioridad Arturo, un libro sobre la amistad y el cuidado de los animales protagonizado por un niño y un oso polar; y está trabajando en ¿Bailamos?, un álbum sobre la determinación y la libertad de expresión reflejadas en un niño que sale de casa decidido a invitar a la gente a bailar. Tras la publicación de Donde duermen los sueños se enroló en una exitosa campaña de crowdfunding para publicar un álbum ilustrado sobre la escritora y filosofa francesa Simone de Beauvoir. Está plenamente involucrado en el proyecto de El Perrito Rojo, editorial especializada en la publicación de álbumes ilustrados infantiles, poesía-narrativa ilustrada y filosofía ilustrada para niños.

Sus ilustraciones para el texto de Raquel son evocadoras, con un tono realista, y reflejan a la perfección el carácter onírico y de autodescubrimiento del viaje de la protagonista y de su osito de peluche. La técnica empleada es mixta, con diseños originales a lápiz que han sido coloreados digitalmente. En el color encontramos precisamente uno de los elementos característicos tanto del trabajo en este álbum como del conjunto de la obra de Rojo. La paleta empleada en Donde duermen los sueños tiene como base tonos pastel en los que los propios personajes quedan integrados como un todo. El azul de Otto, los colores del arcoiris y las nubes que representan los sueños de niños son los elementos que aportan una nota diferencial al conjunto. En el trasfondo de la historia, Rojo encuentra la justificación perfecta para mostrarnos diferentes representaciones de Julia, que sin dejar de ser ella misma, cambia como solo pueden cambiar las personas en un sueño. A través de esas representaciones, su edad real es difícil de precisar, por ejemplo. Es interesante ver como en ocasiones Julia es protagonista de la acción, mientras que en otros momentos únicamente es espectadora, lo que permite jugar con las composiciones de las escenas representadas, aportando gran variedad al trabajo de ilustración realizado.

A nivel de edición, estamos ante un volumen encuadernado en cartoné con plastificado en mate, con unas dimensiones de 23,5 x 23,5 cm. aproximadamente y un total de 40 páginas (32 páginas de historia), con buenas calidades de papel, de un grosor ligeramente superior a la media incluso. Un formato que es especialmente de agradecer en el caso de un álbum autoeditado, por el esfuerzo adicional que supone para su autora y por la posibilidad que nos ofrece de disfrutarlo de la mejor forma posible.

Concluyendo, Donde duermen los sueños es uno de esos álbumes que cuando se cruzan en nuestro camino se quedan con nosotros, que nos atraen irremisiblemente y que tienen un hueco muy especial tanto en nuestra biblioteca como en nuestro corazón.

¿Quieres comprar Donde duermen los sueños? 
Si quieres comprar este libro, a diferencia de lo que hacemos habitualmente, te vamos a recomendar que lo hagas hablando directamente con su autora, Raquel Rodríguez, a través de su página de Facebook. De esta forma, tendréis la oportunidad de conseguirlo dedicado para quien vosotros queráis.

Entradas relacionadas

Una casa encantada

Una casa encantada

¿Qué os parece leer algo de Susanna Isern y Raquel Díaz Reguera? Suena bien, ¿eh?. Y si añadimos a este fabuloso dúo una tercera persona, y es tu pequeño o pequeña, suena mejor todavía, ¿verdad? Me atrevo a afirmar que el resultado puede ser fabuloso.Pues esa es precisamente la idea de los...

El descubrimiento de las inteligencias múltiples

El descubrimiento de las inteligencias múltiples

Laura Aguilera psicóloga y directora del Centro PAI, estudió un master en psicopedagogía y otro en atención temprana, así como diversos estudios superiores que la avalan. De su mano, nos llega este álbum ilustrado, ideal para aprender más sobre un tema del que ahora se habla mucho y que es muy...

mi Edo

mi Edo

mi Edo es la nueva propuesta de la psicóloga Camino Garcia, que al igual que su anterior título, Para siempre, edita ella misma. Para este nuevo proyecto vuelve a contar con el trabajo de ilustración de Marco Recuero. SINOPSIS Edo es compañero de Ki, el protagonista de nuestra historia. Ki...

Deja un comentario